Tu realidad no es ficción

Alguien me ha creado.

Te resultará increíble escuchar esto, pero es tal y como te lo cuento. Aunque vivo mil aventuras, (bueno, unas pocas menos), en realidad mis emociones no son mías, porque soy un personaje ficticio, y todo me viene dado. Para mí no existe el libre albedrío. No hay posibilidades abiertas.

Mis mañanas y mis noches transcurren entre palabras, ¡también mis tardes!, porque todo surge en manos ajenas, aunque es más acertado decir en mente ajena; primero broto en la imaginación de alguien que escribe sobre mi, para, más tarde, cobrar vida en la de los lectores que leen la historia.

Me muevo entre alegrías y penas, por paisajes que enamoran o lugares oscuros; paseo entre tétricos animales nocturnos o fascinantes mariposas; en ocasiones estoy muy sola, pero otras, soy la reina de la fiesta. Puedo ser fascinante o transformarme en una huraña solitaria… Te digo una cosa y la contraria porque al final, no sé bien que papel me va a tocar entre tanta sorpresa y giro inesperado.

Si pudiera, me rebelaría para crear mi destino.

Si llegara un aire nuevo que arrastrará palabras e ideas, incluso personajes, me asiría a él, para salir volando del libro en el que vivo, y poder convertirme en humana. Mi aventura sería hacer lo que no está escrito, y eso me lleva a preguntarme algo sobre ti…

¿Quién escribe tu historia?

No sé si alguien maneja tus hilos, o si en cambio, eres consciente de la libertad que atesoras en cada nuevo amanecer.

No se trata de las pequeñas cosas, aunque también, porque la vida está repleta de decisiones pequeñas y grandes. La marca de café que tomas, la moda que vistes, si tienes perro o gato… o ya en plan más profundo, si eliges comportarte de una forma positiva o hundirte en el autosabotaje; si decides obligarte a sonreír con cualquier excusa o embarrarte entre quejas; si trazas caminos que te lleven a sueños, o edificas barreras que limiten tus aspiraciones; si enciendes luces que alumbren los caminos tenebrosos, o permaneces pasiva en la fría oscuridad.

Porque salvo que alguien esté dictando tus acciones, como en mi caso, eres tú quien decide sus movimientos.

Que sí, que me dirás que no siempre se puede decidir. Hay obligaciones, circunstancias a las que te enfrentas y no esperabas. Pero yo sólo sé, que ante cualquier cosa que ocurra, hay más de una manera de reaccionar. Y ese es el poder que tenéis vosotros, humanos.

La libertad está ahí, esperando a que la uses de forma inteligente.

Ser libre no es decidir lo que te pasará o no en la vida. Es elegir como te enfrentarás a todos los imprevistos que surjan, porque esa elección sólo te pertenece a ti.

¡Aprovecha la vida!

Fotografías. Imagen 1 chica durmiendo Leonardo de Carvalho – Imagen 2 chica bosque murciélagos Stefan Keller – Imagen 3 chica mariposas Inspiredimages – Imagen 4 libro abierto con escena Comfreak – Imagen 5 escritora soñando Victoria Borodinova – Imagen 6 libro abierto con corazón Carolina Grabowska. Imagen 7 puré de otoño Rita E – Todo a través de Pixabay.

¡Hasta el próximo Post!

6 comentarios en «Tu realidad no es ficción»

Cuéntame tú...